lunes, 21 de marzo de 2011

Necesidades, deseos… y El Corte Inglés.


Uno de los problemas que encuentro cuando hablo con la gente (clientes, alumnos o colaboradores) es la confusión existente entre necesidades y deseos. La gente tiende a entender que son distintos pero en muchas ocasiones los definen de la misma manera.

Esto es de vital importancia para poder entender y dar una respuesta adecuada a nuestros clientes, así como para destrozar un mito existente de que “el marketing crea necesidades”.

Uno de los conceptos que nos van a ayudar a dar respuesta a esta duda es la de “escasez”, tan vinculado al marketing y la economía en general. De forma sencilla podríamos decir que:
  • Escasez: Es la falta o carencia de una cosa.
  • Necesidad: Es la sensación de carencia de algo.
  • Deseo: Es la forma mediante la cual queremos cubrir la necesidad.

Ahora podemos entender mejor la definición que hace Philip Kotler del Marketing (una de ellas): “Es el proceso social y administrativo por el cual los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios”.

Y ahora, también, estamos listos para desmentir el mito de que el marketing crea necesidades, lo que en realidad hace el Marketing es: busca descubrir deseos con los que las partes quieran cubrir sus necesidades.

Por supuesto, cada ser humano tiene una escala de necesidades y de valores que les lleva a buscar la satisfacción de una forma diferente, pero como regla general podemos acudir a la “Pirámide de Maslow” para entender las distintas necesidades por las que pasa una persona y la jerarquía de su satisfacción.

En relación a la “Pirámide de Maslow” quiero comentar un anuncio que he visto hoy, se trata de un boletín de noticias que envía El Corte Inglés a los que tienen su tarjeta y corresponde al mes de marzo de 2011.

Me ha llamado la atención  el orden de las noticias, parece una casualidad (y no creo en ellas). En la parte inferior de una de las caras del boletín tenemos una oferta relacionada con las necesidades de seguridad, sobre ésta tenemos otra vinculada con las necesidades de afiliación (es evidente que hay un vínculo afectivo entre la madre y la niña) y arriba una de autorrealización.

¿Casualidad?

2 comentarios:

  1. Freud hoy en día se habría dedicado al marketing digital!

    Buen ojo.

    ResponderEliminar
  2. Buena observación, casi seguro que hubiese hecho sus pinitos...

    ResponderEliminar