miércoles, 8 de diciembre de 2010

Anís del Mono cumple 140 años, pero quiere cumplir muchos más.



Hace 140 años nacía en Badalona el anís más famoso de España, el Anis del Mono.  Las claves de la longevidad de esta famosa marca han sido varias (simplificándolo):

  • Producto: Materia prima de primera y elaboración artesanal.
  • Comunicación: Mantenimiento de unos elementos claramente identificativos (marca, etiqueta y botella), aparición constante en medios de comunicación (ha salido hasta en la oscarizada película de “El Padrino”) que hace que sea identificable por todo el mundo.
  • Distribución: Una correcta distribución que la ha hecho la botella de anís de referencia y que todo el mundo la pueda encontrar en sus centros de venta.
  • Precio: El precio del “Anís del Mono” se ha convertido en el estándar en la categoría de bebidas de anís, y ni siquiera los competidores, que han tratado de copiarlo todo (etiqueta, botella o nombre) y que tienen precios menores, han conseguido que pierda su liderazgo.
  • La leyenda del nombre. El curioso nombre del anís ha hecho que la gente especule con distintas teorías sobre su origen.

Para celebrar su 140 aniversario la marca tiene previsto dar un paso histórico y va a cambiar el formato de su botella (algo que nunca ha hecho) para esta ocasión. El cambio va a consistir en una botella conmemorativa y de edición limitada para coleccionistas (180.000 unidades frente a los 3,5 millones que distribuye anualmente) con una etiqueta negra y con tapón metálico.

Seguro que esta iniciativa va a crear expectación, de hecho yo (que lo más fuerte que bebo es Coca Cola Light) estoy por buscar una y quedármela.
Desde luego, parece que los años no le pesan y quiere seguir creciendo, de esta forma está preparando su internacionalización hacia América y Asía. Pese a que ya comercializa sus productos a 20 países distintos como Estados Unidos, Filipinas, Australia, etc., ahora quiere aumentar sus ventas en mercados como el estadounidense, Brasil, China y México principalmente.

Fuentes:

5 comentarios:

  1. ¡Un genérico!

    Si has de beber anís, por supuesto que será el del Mico, ¿o es que hay otro?

    En México se consume mucho, es clásico el anisito para la melancolía vespertina.

    Sabes, cada vez que recibo visitas en Barcelona, hay dos lugares obligados para conocer: la Bodega Torres de Vilafranca y la fábrica de Anís, en Badalona.

    Por cierto, te debo un mail, va en camino.

    ResponderEliminar
  2. Entonces cuando nos veamos en Barcelona ya se que dos puntos obligados tendremos en nuestro itinerario.

    La verdad es que tienes razón, existen dos anises, el de Anís del Mono y los otros. Toda una referencia.

    Según he podido descubrir investigando por la red, se usa mucho en repostería, voy a ver si un día busco una receta y me animo ;)

    ResponderEliminar
  3. Felicidades al Anís del Mono.
    Kike.
    http://www.facebook.com/notes.php?id=1199837383&notes_tab=app_2347471856#!/album.php?aid=2728&id=1199837383

    ResponderEliminar
  4. No todos los días se cumplen 140 años, ni todos llegan en tan buen estado de salud. Son extraordinario ejemplo de trabajo bien hecho.

    Me sumo a las felicitaciones.
    Gracias por participar Kike.

    ResponderEliminar
  5. El otro día recibí un comentario sobre esta entrada que luego, no se ni como ni porqué, ha desaparecido. En ella comentaba una persona que había estado buscando la botella pero que no la había encontrado y que incluso le habían dicho que era una leyenda.

    Ayer estuve en El Corte Inglés (un gran distribuidor en España) y les quedaban un par de botellas. Si alguien está interesado en ellas... no tengo ningún problema en comprarla y enviársela. Poneros en contacto conmigo y vemos la manera.

    ResponderEliminar