martes, 12 de octubre de 2010

Apología del pensamiento único… hasta en los anuncios.

Internet es una herramienta (no es ningún fin en sí misma) y como tal, puede ser usada bien o mal. Desde siempre, desde que se popularizó la red de redes, ha habido gente que ha abusado de ella y de las posibilidades que ofrece, ya sea creando páginas de contenido ofensivo, tratando de imponer su particular visión, etc.

Todo esto se ha dimensionado con la llegada de las redes sociales. La posibilidad de interactuar con los demás, de poder dejar una marca en miles de sitios, provoca que esta gente vaya más allá de lo que debería y se inmiscuyan en lo que podríamos llamar “la intimidad” de las personas en la red, dejando comentarios en blogs, foros, o muros de redes sociales de forma desafortunada, o usando de forma malintencionada Twitter, entre otras muchas cosas.

Quizás es porque haya vivido un episodio de este tipo hace poco, pero empiezo a valorar de forma especialmente positiva aquellos blogs en los que leo que el autor ha eliminado algún comentario. Me viene a la cabeza uno especialmente que sigo a diario, siempre hay más de una veintena de comentarios y en contadas ocasiones aparece el mensajito “El autor ha eliminado esta entrada”, creo que le da credibilidad, mantiene el respeto hacia el propio blog y las persona que participamos en él, y preserva la esencia. Y es que ni los muros de Facebook, Tuenti, MySpace,…, ni los comentarios de los foros o blogs son una democracia como para poner lo primero que te venga en gana faltando el respeto a los demás, al igual que los seguidores de Twitter no son lacayos, ni el correo electrónico está para que la gente se despacho a gusto detrás de un teclado e incapaz de hacerlo a la cara.

Ahora esto está llegando a la publicidad. El siguiente anuncio fue prohibido el mismo día de su presentación, pero lo que me ha sorprendido han sido los motivos. En el video, que pretende “sensibilizar” sobre el cambio climático, aparecen personas que no parecen estar del todo de acuerdo (entre ellos una clase con niños) y se les hace explotar. Parece que a la comunidad le ha parecido poco ético eso de hacer explotar a los niños, y estoy de acuerdo, pero por lo que he leído no se llega al fondo del asunto. Lo grave, a mi juicio, de verdad es la muestra tan asquerosa de imposición de pensamiento único y de una única verdad evangelizadora que o la abrazas o eres digno de ser desintegrado.

Esperemos que no tengamos que volver a ver publicidad tan asquerosa.


Fuente:

4 comentarios:

  1. Absolutamente de acuerdo contigo. El vídeo es en sí, desagradable. También creo que cada blogger debe tener la libertad de moderar/aceptar/eliminar/censurar/comentar/ignorar los comentarios que recibe. En mi caso particular, recibo muchos comentarios que ni entiendo, pero los dejo, pues el objetivo de mi blog (el de fotos) es que cada quien exprese lo que le venga en gana (exceptuando los anónimos, que sí me fatidian).

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Raúl. Cada blog tiene unos objetivos y en función de ello se debe moderar.

    Nuestra responsabilidad es dar voz a todo el mundo, pero como en todo hay unos límites que no se pueden cruzar. Yo no permitiría que en mi blog se falte el respecto a otro lector, por ejemplo. Se puede discrepar, es muy sano y recomendable, pero no se puede faltar el respeto. Al menos yo no lo voy a consentir en mi blog.

    El escribir un blog nos expone ante todo el mundo, y hay lugares donde se comentan nuestros post que quedan fuera de nuestro control, pero como digo, tenemos una responsabilidad y debemos cumplir con ella.

    ResponderEliminar
  3. Alvaro, das en el clavo en las 3 cosas a resaltar: el tema del pensamiento único, la democracia digital y lo espectacular de la pieza.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Pablo, sobre todo porque valoro tu participación y tu opinión.

    ResponderEliminar