martes, 7 de septiembre de 2010

El Corte Inglés abre una tienda Online de ropa de lujo.


Si el pasado día 2 comentábamos la apertura de la tienda Online de Zara con su catálogo completo, El Corte Inglés no ha tardado de responder a dicho movimiento y tiene pensado abrir una tienda Online, pero con marcas de lujo.

Las diferencias frente a la tienda del grupo Inditex no terminan ahí. Las diferencias principales, además de marcas de lujo (Hermes, Hugo Boss, Carolina Herrera, Louis Vuitton, etc.) son las siguientes:

  • El Corte Inglés seguirá con su máxima de “Si no queda satisfecho le devolvemos su dinero”, garantizando el reembolso (¿Nos lo creemos Raúl?) si no queda satisfecho.
  • Ofrecerá ofertas puntuales exclusivamente para esta página.
  • Operará a nivel mundial (a diferencia de Zara que  este año iba a empezar por seis países europeos), eso sí, el cliente tendrá que pagar los gastos de transporte. En la web también se podrá encontrar probadores virtuales, y asistentes o personal shopper Online

Hay que señalar que El Corte Inglés ya abrió en mayo una tienda Online de venta de ropa de moda, una tienda que estaría más en la línea de Zara. Sin embargo la nueva apertura se enmarca (en las distintas fuentes que he consultado) como respuesta al movimiento estratégico de Zara, aunque es evidente que se dirigen a segmentos diferentes.

Personalmente este movimiento me recuerda al que hizo Carrefour respecto a Mercadona. En aquel momento Carrefour (comparando los precios de 200 productos) reconocía a Mercadona como su principal competidor. Aquí El Corte Inglés, abriendo una tienda que en principio va dirigida a un segmento distinto, reconoce al grupo Inditex como su principal competidor en lo referente a moda, porque más allá de las marcas o el posicionamiento, no dejan de ser en conjunto empresas que luchan entre sí por el presupuesto del potencial cliente.

Si un cliente se acostumbra a comprar en esta exclusiva tienda, el día que busque otros productos que no sean exclusivos, es posible que los compre en las otras tiendas de El Corte Inglés, y así evitarán filtraciones hacia otras tiendas. Es un movimiento estratégico de posicionamiento pensando más en un futuro a medio y largo plazo, que en el corto plazo, más aún si tenemos en cuenta las declaraciones que hizo días atrás Gerard Costa (profesor de marketing de ESADE), quien manifestaba que “Si alguien quiere perder dinero, lo ideal es que venda por Internet”.

El profesor Gerard Costa hacía referencia principalmente a pequeñas y medianas empresas y a los costes de la cadena de suministro (producción, distribución, manipulación, almacenamiento y comercialización), que pueden acabar arruinando un negocio si no está bien planificado y controlado. También hacía unas afirmaciones interesantes y que pueden ir en la dirección de los objetivos por los que los grandes grupos están abriendo estas tiendas virtuales: “atraer al cliente a sus tiendas físicas”.

Fuente:

2 comentarios:

  1. Me parece que será la tendencia. Dentro de pocos años, ¡qué parte del comercio se llevará a cabo online? Si hacemos una mirada rápida, hay sectores (libros, discos y películas -lo que no facturará Amazon con 6 portales en 5 idiomas-, cosmética, todo lo relacionado con hotelería y aviación, en fin) que tal vez tengan más actividad online que presencial.

    Ahora, me planteo una duda: cuando te pruebas una prenda, te fijas en detalles específicos, pero concentras tu atención en el "feeling" que te da la prenda, la textura, el contacto con la piel, la caída, la manera en que se ajusta. ¿Cómo se podrá emular eso con probadores online?

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, en un principio no se trata de facturación, hay que estar para coger notoriedad y antigüedad, informar, dar el servicio, etc. Pero a medio y largo plazo las compras por Internet van a aumentar mucho, y es posible que se llegue a vender más libros a través de la red que en tienda (yo ya lo hago).

    Pero me surge la misma duda que a ti. Un libro es un libro, sabes que te vas a encontrar, pero ¿una camisa? ¿unos zapatos? Hay determinados productos donde la implicación del consumidor es muy alta y donde entran en juego otras muchas cosas... pero supongo que ahí esta el reto.

    Cada vez las empresas se esfuerzan más en quitar frenos a los consumidores, como gastos de envío gratis (en la entrega pero no en la devolución), mensajería urgente, páginas cifradas, pagos seguros, te devuelven el dinero si no quedas satisfecho...

    Al final acabarán dando un servicio integral, al menos para determinados productos. No tiene sentido que te compres una camisa en rebajas por 20 euros y luego te cobren 6 euros por los gastos de devolución del transporte, aunque te devuelvan el dinero de la camisa.

    ResponderEliminar