lunes, 30 de agosto de 2010

Google quiere convertirse en la principal competencia de Skype… y lo va a conseguir.

El miércoles pasado Google lanzaba su sistema de llamadas gratuitas a través de Gmail que funciona para teléfonos tradicionales (ni móviles, ni números especiales de momento y hasta donde yo sé) en los países de Canadá y Estados Unidos. También hay que decir respecto a las llamadas, que son gratuitas dentro del propio país y tienen precios económicos en llamadas internacionales (supongo que entre los dos mencionados países de momento).

Pese a que la noticia tiene casi una semana, no he querido comentarla antes y he decidido esperar un poco, para ver cómo evolucionaba la cosa, ya que el lanzamiento del producto fue un auténtico bombazo y podía desvirtuar la realidad de la situación (más de un millón de llamadas), pero parece que la cosa no es flor de un día y su uso se mantiene. De hecho, es probable que aumente cuantitativamente cuando se haga extensible al resto de países.

Este parece un paso lógico después de la adquisición, por parte de Google, de la compañía Gizmo (telefonía a través de internet) y de productos con los que ya contábamos los usuarios como el “Google Talk” y el “Google Voice”, pero la evolución muchas veces la marca la capacidad de la competencia para innovar, habrá que ver cómo reacciona Skype.

De momento la guerra está servida y Google ha marcado el primer gol (haciendo un símil futbolístico), y ha sido un auténtico golazo. Habrá que ver por donde sale Skype porque, si de algo podemos estar seguros, es que algo se les ocurrirá, van a plantar batalla, seguro.

Lo mejor de la competencia, es que en la mayoría de los casos el ganador real es el usuario, como está siendo el caso. Esperemos que sigan luchando por mejorar el servicio y ofrecer el mejor producto al cliente. La otra alternativa es que lleguen a pactos de no agresión (entre bomberos no nos chafamos la manguera), pero está demostrado que más pronto o más tarde, esas situaciones se acaban rompiendo porque llega un tercero con ganas de coger un trozo del pastel.

Lo que no he averiguado, y siento curiosidad, es el nombre de este gadget, espero que sean un poco más originales que de costumbre (“Google X”). Deberían seguir el ejemplo de Microsoft. No entro a valorar los productos de la empresa de Bill, si no sus nombres, y me parecen excelentes.

2 comentarios:

  1. Hay algo que no entiendo aún: ¿Qué sucedió para que Google se posicionara así? ¿Cuál fue la clave del éxito, la decadencia de MS? ¿Cuánto tiempo lleva el gigante en acción?

    ¿Sabías que en el idioma anglosajón "to google" (googlear=buscar, investigar) es un verbo ya aceptado?

    ResponderEliminar
  2. Lo de Google empieza a ser preocupante. Es evidente que gozan de tal exceso de dinero que se van a meter en todo aquello en que tenga algo que ver con la tecnología.

    Lo van a intentar todo y les da igual si tienen éxito o no, morirán en el intento. Según he podido leer, van a sacar su tercera red social (a ver si la tercera va la vencida), a través de Youtube esperan empezar a sacar estrenos de cine y alquiler de películas,...

    Lo que comentas del tema del posicionamiento también a mí me ha llamado la atención, porque en algunos de sus productos no veo un posicionamiento claro, llegan "a lo bestia" y esperan arrasar de esa forma. Si no tienen cuidado y no crean vínculos, es posible que llegado el momento la gente se vaya de la misma forma.

    Lo del verbo..., cualquier día lo acepta la RAE también, jeje.

    ResponderEliminar